Mi?rcoles, 26 de abril de 2006
As? pues, nadie debe poner en duda la importancia de la lengua. La imposici?n de la lengua catalana en Valencia y Baleares es una arma peligros?sima en manos del catalanismo. Si se permite la aniquilaci?n del valenciano y el mallorqu?n, luego vendr? el espa?ol y con ello el sentimiento diferencial dentro del conjunto de la naci?n espa?ola, finalmente, la destrucci?n de lo que quede de Espa?a. ?Alguien puede poner en duda la viabilidad econ?mica y demogr?fica de un estado que incluya Catalu?a, Valencia, Baleares y medio Arag?n, o todo Arag?n que m?s da, ya hemos descubierto la corona catalano-aragonesa como referente historico, naturalmente, capital en Barcelona?

Pues ya puede el PP cambiar el chip y no ceder ni un ?pice m?s a los catalanistas, que a fin de cuentas, son tan responsables de lo que tenemos como el PSOE.


Libertad Digital, La Revista


http://revista.libertaddigital.com/articulo.php/1276231669

"La educaci?n es el arte de administrar adecuadamente los noes hasta que el sujeto que los recibe pueda administrarlos por s? mismo".

Esta sentencia del psic?logo y profesor Juan Antonio Cordero nos evidencia que la civilizaci?n se construye con l?mites, los l?mites que no ha sabido poner Rodr?guez Zapatero ni en las escuelas ni en la reforma del Estatut.

Cuando el primer Gabinete de Felipe Gonz?lez acogi? gustoso la filosof?a de la reforma educativa que le ven?a v?a CiU, en los 80, los nacionalistas aceptaron gustosos que fuera el Gobierno de Espa?a quien la llevara a cabo. La filosof?a de la Logse ven?a como anillo al dedo a los nacionalistas: el Estado estaba dispuesto a ceder el 45% del curr?culum a las autonom?as con dos lenguas oficiales. Con la autonom?a plena en Educaci?n, el 45 % del curr?culum (la LOE cede ahora el 55%) y la filosof?a de plastilina de la Logse, los nacionalistas pod?an manejar el ideario de la escuela en la direcci?n que les apeteciese.

Y les apeteci? ponerle rumbo a la construcci?n nacional, a trav?s de la lengua. O lo que es lo mismo, vieron en el sistema educativo no el camino para lograr ciudadanos cultos, aut?nomos y libres, como so?aron los ilustrados, sino el torno para reducir la creatividad y la pluralidad a la identidad nacional catalana.

Quien fuera jefe del Servicio de Ense?anza del Catal?n (Sedec) durante todo el pujolismo (de 1984 a 2003), Joaqu?n Arenas, se ufanaba en abril de 2004, en la revista Doc?ncia, de que la Logse les dej? manos libres para catalanizar la escuela en los a?os 80, cuando ni siquiera exist?a el decreto de inmersi?n de 1992: "La reforma educativa ens va permetre de fer l?extensi? del programa d?inmersi? fins als dotze anys". Y se remonta a la Generalitat Provisional de Catalunya para afirmar que ya entonces se ten?a claro que "l?escola havia de ser catalana per la llengua, els continguts i les actitutuds".

Esta connivencia entre nacionalismo y Logse explica que sindicatos como CCOO, UGT y USTEC-STEs hayan cooperado en el desastre educativo durante los ?ltimos 20 a?os, con una fe que no siempre tuvieron sus hom?logos nacionales.

Como vemos, ya desde el principio el objetivo ?ltimo de la reforma educativa en Catalu?a fue la construcci?n de una identidad catalana; y el objetivo inmediato: conseguir, en dos, tres o cuatro generaciones de escolares, la adhesi?n a la cosmovisi?n nacionalista. La calidad, as?, quedaba subordinada a la identidad.

Los instrumentos para conseguirlo fueron y son la historia y la lengua.

La historia siempre ha sido campo tentador y propicio para introducir todo tipo de cosmovisiones nacionales. Nuestros nacionalistas no iban a ser menos. Y lo han hecho por dos frentes; el primero y m?s directo: la manipulaci?n de contenidos a trav?s de los sentimientos nacionales, cuya credibilidad ven?a reforzada por la empat?a de medios de comunicaci?n y partidos pol?ticos y por la colaboraci?n militante de un n?mero considerable de maestros y profesores; y el segundo: el p?ramo desolador que el sistema educativo Logse ha dejado, despu?s de analfabetizar a nuestros j?venes. Si los contenidos no importan, si acaban por desconocer el pasado, es f?cil, muy f?cil llenar ese vac?o con la ficci?n nacionalista, basada en la irracionalidad futbolera de los m?os y los otros.

No ser? posible despu?s convencer a nuestros j?venes del error de sus convicciones: lo que fue falseado sin contraste y sin datos a trav?s de los sentimientos, dif?cil ser? desenmascararlo a trav?s de la raz?n. Esa ser? ya su ?nica verdad, y oponerse a ella ser? agredir sus m?s profundas creencias. El mundo virtual creado por sus mayores ser? ahora real, y quien se oponga a ?l ser? un enemigo, no un conciudadano. Ya tienen coartada moral para emprender cualquier empresa sin mala conciencia. ?No lo olviden!

Atendamos a lo que dice Amin Maalouf en un librito precioso, Identidades asesinas:

"? es f?cil imaginar de qu? manera puede empujar a los seres humanos a las conductas m?s extremas: cuando sienten que 'los otros' constituyen una amenaza para su etnia, su religi?n o su naci?n, todo lo que pueden hacer para alejar esa amenaza les parece perfectamente l?cito; incluso cuando llegan a la matanza, est?n convencidos de que se trata de una medida necesaria para preservar la vida de los suyos. Y como todos los que le rodean comparten ese convencimiento, los autores de la matanza suelen tener buena conciencia, y se extra?an de que los llamen criminales. No pueden serlo, se juran, pues s?lo tratan de proteger a sus ancianas madres, a sus hermanos y hermanas, a sus hijos".

La lengua. ?ste es el gran instrumento, desde siempre; pero tambi?n desde siempre deb?an enfrentarse al derecho, que consagran nuestra Constituci?n y el Estatut de Catalunya del 79, a la libre elecci?n ling??stica sin aparecer como censores y sin contradecirse con su lucha hist?rica por el derecho a la educaci?n en lengua materna, cuando era la catalana la lengua excluida de la escuela.

Para ello han utilizado innumerables estrategias de acoso moral: quiz?s la m?s tramposa sea la que sostiene que la "libertad de elecci?n ling??stica" en las escuelas conduce a la segregaci?n escolar y al enfrentamiento civil. Les era preciso, por tanto, convertir el catal?n en eje vertebrador de la cohesi?n social. En las instrucciones de principios del presente curso (resoluci?n del 1 de julio de 2005) se ordena "la necessitat d?usar la llengua catalana com llengua comuna de cohesi? social". Es una vieja cantinela que nos han repetido hace a?os izquierdas y derechas, aunque la maternidad se la debemos a la izquierda a principios de los 80, cuando ni la misma Corvergencia iba m?s all? de la doble red escolar.

?No depender? la paz social m?s de los esfuerzos que hagamos en la escuela por ense?ar a nuestros j?venes a respetarse en sus diferencias religiosas, ideol?gicas, ling??sticas y ?tnicas, etc?tera, que de negar el ejercicio de la libertad?

Junto a esa disculpa de la cohesi?n social se amontonan otras muchas estrategias de acoso moral para hacer de la lengua catalana la ?nica del sistema educativo, aunque una de las m?s infames es la de reciclar el concepto de lengua materna y convertirlo en lengua de la patria. ?C?rcholis! Ahora la lengua materna no es la de tu madre, sino la de la tierra.

Por consiguiente, ser? el catal?n, y s?lo el catal?n, la lengua de la escuela. Claro que para eso hab?an de demostrar que la lengua de la tierra, de la patria, era la lengua catalana. Lo hicieron: s?lo ten?an que otorgar al concepto antropol?gico de "lengua propia", impuesto en el Estatut de 1979, valor jur?dico. Y en eso se empe?aron en la segunda ley de Pol?tica Ling??stica de la Generalitat, 1998; cap?tulo III, art?culo 20, punto 1: "El catal?, como a llengua pr?pia de Catalunya, ho ?s tamb? de l?ensenyament, en tots els nivells i les modalitats educatives".

En un principio, dec?a, la inclusi?n en el Estatuto de Catalu?a del concepto de "lengua propia" pretend?a especificar el estatus hist?rico que la lengua catalana pose?a en Catalu?a. Es decir, se hac?a menci?n a que tal lengua era aut?ctona de este territorio, como el suahili de Kenia o el guaran? de Paraguay. En ning?n caso tal concepto justificaba rango jur?dico alguno sobre la lengua com?n espa?ola. Y as? se vendi? en su momento por parte de todos. Por eso el art?culo 3 del T?tulo Preliminar, en su apartado 1, dice: La lengua propia de Catalu?a es el catal?n. Una gansada cultural, nada m?s, como ahora el concepto de "naci?n" en el Pre?mbulo del nuevo Estatut.

Un experto en Derecho Constitucional tendr?a motivos m?s que suficientes para preguntarse por qu? los legisladores se empe?aron en hacer antropolog?a ling??stica en un texto jur?dico. Ahora ya lo sabemos. Preparaban el futuro, esperaban la oportunidad favorable para hacer el cambiazo y, en nombre de la lengua propia, excluir derechos al espa?ol.

Zapatero deber?a saber cu?n grande es el error de dejar colar el concepto de "naci?n" en el Pre?mbulo, aunque no tenga valor jur?dico. S?lo nos queda apostar cu?nto tardar?n en recurrir a ?l para justificar jur?dicamente el derecho de autodeterminaci?n, la opcionalidad de la lengua espa?ola o un Estado propio.

?Por qu? esta obsesi?n por hacer de la lengua catalana el eje vertebrador del sistema educativo? Ellos mismos nos lo dicen. En el Pacte Nacional per a l?Educaci?, que el Tripartito trata de imponer, basta entrecomillar frases sueltas que van dejando como mojones por todo el texto para visualizar su obsesi?n por la construcci?n de la identidad nacional. La lengua "es un component esencial de la identitat personal (?) aprendre llengua ?s aprendre a ser?" "El catal? ?s la llengua pr?pia de Catalunya i la singularitza como a pople".

Si queda alguna duda, la plana mayor del actual Tripartito en materia cultural y educativa, empezando por la Consellera d?Educaci?, Marta Cid, i seguin per Josep Bargall?, responsable de la pol?tica ling??stica del Gobierno de Catalu?a, participaron en el III Congreso de Cultura Catalana del a?o 2000, donde se determin? que hab?a que "fer els canvis necesaris per garantir que l?escola i l?ensenyament en general siguin una eina de transmisi? de la nostra identitat i, per tant, de la nostra cultura y la nostra llengua".

Continuar?.


[email protected]
Publicado por La_Seu @ 11:02
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Ferrer
S?bado, 29 de abril de 2006 | 0:04
Si finalment Espanya reventa com una pinyata la culpa la tindran els politics que tan hipocritament diuen defendre "la unidad de Espa?a". Han ficat una bomba de rellongeria i tart o pronte els esclatar? en la cara.
Publicado por Invitado
Domingo, 14 de mayo de 2006 | 20:10
Me da pena leer blogs como este. En serio.

Curioso que utilizes tan poco esa lengua que tanto defiendes.
Publicado por La_Seu
Jueves, 16 de noviembre de 2006 | 22:04
Uyy, che, con lo f?cil que lo tienes.